DISCURSO DE LUIS DONALDO COLOSIO COMO CENOPISTA

DISCURSO DE LUIS DONALDO COLOSIO
Consejo Nacional de la Confederación Nacional
de Organizaciones Populares.

Febrero 27, 1989



Presidente del CEN del PRI

Estado de México, 27 de febrero de 1989

"Centrar en el municipio la fuerza de la militancia cenopista, identificando en cada seccional, al miembro de las organizaciones de este sector, participando en la constitución de los comités de base".

El Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional, saluda a toda la militancia de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares aquí representada.

Saluda la presencia renovadora, la militancia partidista y las convicciones a toda prueba de la compañera Silvia Hernández.

Saluda al C. Gobernador del Estado, mi amigo Mario Ramón Beteta, quien conduce el proyecto nacionalista, aquí en el Estado de México.

Asisto a este acto como coordinador de los esfuerzos de nuestra organización política, pero lo hago también como miembro de este sector al que orgullosamente pertenezco.

En un día como éste, hace cuarenta y seis años, en el seno del Partido Revolucionario Mexicano, en la Ciudad de Guadalajara fue fundada nuestra Confederación de Organizaciones Populares.

Ahí nació el vínculo permanente de nuestro partido, con artesanos, pequeños propietarios, pequeños industriales, comerciantes en pequeño, profesionistas, intelectuales, maestros, cooperativistas, colonos y artistas, que han sido, y son ahora, sustento de nuestro Proyecto Político Nacional.

Esta Confederación Nacional de Organizaciones Populares, aglutina a amplios y muy diversos conjuntos sociales, que representan, cada uno, un reto para la imaginación organizativa y un desafío para las acciones.

La sociedad mexicana a fines del siglo XX, presenta un perfil más definido en la pluralidad, en sus necesidades de modernización organizativa y en sus exigencias de libertad, solidaridad y democracia. Es una formación social predominantemente urbana y con un mosaico de nuevos sectores emergentes.

Es una sociedad más crítica y más participativa para bien de la democracia y de la nación.

Nuestra sociedad, se encuentra inmersa en un proceso de cambios más acelerados que en las cuatro décadas más recientes. Ante los ojos de pocas generaciones, se han sucedido vivencias sociales que, hasta hace veinte años, eran imprevisibles.

Han habido coyunturas favorables y otras que no lo han sido, sin embargo, todas ellas han conformado un nuevo rostro nacional y una nueva cultura de los mexicanos.

Esta nueva realidad que aparece ante nosotros, constituye una exigencia de nuevas actitudes, nuevos esfuerzos y, por supuesto, de organizaciones sociales capaces de cubrir los requerimientos de la comunidad nacional; en esa línea, está hoy nuestro partido y ése es, también, el reto para todos nuestros sectores.

La sociedad mexicana de hoy exige a nuestro partido una mayor y mejor articulación de nuestro partido con sus demandas, como condición para otorgarnos su voluntad mayoritaria.

Nos requiere como la fuerza política capaz de hacer realidad el compromiso nacional de una mejor solidaridad en la comunidad mexicana.

Como fuerza política, nos demanda estar en una confrontación permanente para hacer más coherente la pluralidad. Nos exige estar en la democracia con una preparación y aptitud permanente en lo interno de nuestro partido para hacer la voluntad mayoritaria.

Es muy importante la presencia de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares en las tareas del partido de hoy y del porvenir.

Es importante porque los sectores medios y populares del país han sido los espacios de la población que más se han desarrollado a partir de los años cuarenta. Su complejidad demanda atención permanente y, sobre todo, una gran capacidad de nuestro partido para hacer realidad sus principios en acciones comprometidas con los grandes grupos populares.

Los nuevos grupos sociales del país, requieren de una práctica organizativa para promover el empleo, el desarrollo cultural, la nueva responsabilidad ciudadana y el perfeccionamiento de nuestra democracia.

Necesitamos recursos renovados de la imaginación para acercarnos a los jóvenes, a los marginados, a los mexicanos integrados en un sistema productivo y a los hombres y mujeres que han configurado una nueva cultura nacional.

Nuestro trabajo político es hoy una acción concreta, nuestra efectividad política debe medirse ahí en donde están los retos. En la sociedad que se transforma, los retos también se transforman.

El Partido Revolucionario Institucional, considera que las demandas de los nuevos grupos sociales deben priorizarse.

Tenemos un sector medio que ha visto mermado su nivel de vida y que exige cambios o, por lo menos, una explicación consistente sobre la realidad actual.

Ahí, nuestro sector popular tiene un reto organizativo y un reto ideológico. Necesita organizar y requiere explicar: en esta tarea, nuestra Confederación Nacional de Organizaciones Populares tiene que hacer acto de presencia.

Los sectores medios son una resultante histórica de la Revolución Mexicana. Su existencia no hubiera sido posible sin los cambios sociales generados a partir de los años treinta. Los sectores medios del país representan la gran conquista revolucionaria de reducir las distancias entre la oligarquía porfiriana y el gran conglomerado nacional. No fue tarea fácil conformar ese sector y tampoco es un logro insignificante.

En los grupos populares, al volumen de sus carencias, se añade la diversidad de su composición. No va a ser tarea fácil llevar mejores condiciones de vida a los grupos sociales carentes de todo y que, a veces, toman como propia la ideología de los desencantos.

Estos grupos se encuentran ante la amenaza de involucrarse con propuestas políticas que a cambio de no proponer nada basan prédicas en la negación de todo.

Aquí, la Confederación Nacional de Organizaciones Populares, tiene una gran tarea que no es exclusiva del sector, sino que se inscribe en un compromiso nacional. Corresponde a la CNOP priorizar las necesidades y articularlas en demandas viables.

A todos los mexicanos nos corresponde buscar las respuestas. Los sectores marginados son el gran reto, que debe convertirse en la tarea de todos.

La modernización del partido, sus transformaciones, deben ser concebidas como la modernización y la transformación de sus sectores y no su desaparición como algunos quisieron hacerlos ver por su conformación, por la expresión plural interna de sus estructuras y por que en ella concurren las organizaciones y grupos que expresan la modernidad del país.

La Confederación Nacional de Organizaciones Populares tiene en esta hora, en la que habremos de iniciar una nueva etapa del partido, una tarea fundamental.

En este marco de consideraciones, el Partido Revolucionario Institucional convoca a la dirigencia de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares, a penetrar en todos los espacios sociales del país.

Desde el Comité Ejecutivo Nacional de nuestro partido, consideramos viable la realización de las siguientes tareas.

Primera. Participar en el gran debate nacional para definir estrategias de acción que garanticen a nuestra organización política para ganar el futuro (Consejo Nacional Extraordinario).

Segunda. Hacer un recuento de las organizaciones nacionales y regionales incorporadas a la CNOP y revisar las posibilidades de incorporación de nuevas organizaciones a las tareas. Así como establecer algunas acciones en las que pueda haber consenso de fuerzas plurales.

Tercera. Participar activamente en la elaboración del padrón nacional priísta sobre bases reales. Que el sector tenga un recuento de su membresía y se revise la realidad de su evolución organizativa.

Cuarta. Revisar cuidadosamente la acción política con las organizaciones relacionadas con profesionistas, pequeños propietarios, intelectuales, organizaciones productivas, servidores públicos, deportistas, los gremios comerciales, los jóvenes, las mujeres, los trabajadores no asalariados y los colonos.

Hacer una revisión de sus acciones y evaluar su efectividad real en las nuevas condiciones de la sociedad mexicana.

Quinta. Establecer tareas específicas de carácter político para los sindicatos de trabajadores al servicio del Estado, a nivel federal, estatal y municipal.

Sexta. Promoción voto, promoción y gestoría, representación ante los organismos, establecer una estrategia que comprometa la unidad y la participación activa del sector en los próximos procesos electorales de catorce estados de la República.

Séptima. Centrar en el municipio la fuerza de la militancia cenopista, identificando en cada seccional, al miembro de las organizaciones de este sector, participando en la constitución de los comités de base.

Octava. Impulsar un proceso de reorganización interna que impulse la democratización de las organizaciones.

Novena. Fortalecer un programa de capacitación y divulgación ideológica que fortalezca la presencia de nuestros militantes en la lucha electoral, en el debate político, en la confrontación de los intereses de nuestro partido.

Décima. Establecer en el sector un sistema de comunicación política entre dirigentes y militantes, entre los propios militantes y entre éstos y sus dirigentes. Todos necesitamos estar enterados de lo que pasa en nuestro sector y en nuestro partido, así seremos mejores militantes.

Nuestro trabajo entonces, es el de crear formas imaginativas de organizaciones para producir, para aprovechar mejor los servicios, para hacer valer las prioridades en las instancias correspondientes de la administración pública.

En nuestro partido, se requiere de autenticidad, de entereza y de un permanente compromiso con nuestros compañeros.

Se requiere unidad y fortaleza para que la acción se convierta en entusiasmo, se requieren acciones en el presente que conformen el futuro y, se hace necesario un compromiso con las demandas de la población que sea un compromiso con el país.

Estoy seguro que en la Confederación Nacional de Organizaciones Populares hay convicciones y una probada militancia en las filas del país.

Transformaremos juntos esos activos en un proyecto nacional viable en el presente y acorde con el futuro que la nación espera.

La militancia de nuestro sector popular tiene la palabra.

Anuncios

Un pensamiento en “DISCURSO DE LUIS DONALDO COLOSIO COMO CENOPISTA

  1. TUXPAN, VER. 21 de Marzo de 2009.- Este será el siglo de Tuxpan, afirmó Fidel Herrera Beltrán al enumerar todas las ventajas que tiene esta ciudad y puerto como polo de desarrollo para la industria petrolera gracias a la infraestructura que su gobierno ha impulsado.Muchas esperanzas levanta el gobernador Fidel Herrera en Tuxpan, considerado como el candidato más viable –al menos en Veracruz– para que se instale la nueva y tan mentada refinería. La línea del mandatario ha sido más en el sentido de que no sólo se construya una sola, sino que sean tres y hasta propone los lugares: Hidalgo, Michoacán y Veracruz. Este sábado, desde “El Lugar de los Conejos”, Herrera Beltrán deja entrever que la inversión realizada en dicho puerto (donde se incluye un nuevo puente que habrá de iniciar su construcción la próxima semana, así como la entrega de equipo policiaco) es precisamente una de las señales de que para el lugar donde nació la revolución cubana, se instale la nueva factoría de PEMEX. De igual manera, da a conocer que se construirán cinco más, aunque no especificó si cabrán todas en Tuxpan… ¿o serán en todo el país? Bueno, el chiste es que ya son más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s