LA VIRGEN GUADALUPANA

LA VIRGEN GUADALUPANA.

POR: DR. EDAURDO RICAÑO SEPULVEDA.

Que viva por siempre, la Guadalupana,

patrona del mundo, y reina del cielo;

es madre y esposa, hija y hernmana,

es misericordia, pedad y consuelo.

Lucero del mundo, luz de la mañana,

estrella de noche, sol en el día,

inefable guía, de la raza humana,

es la luz que ilumina, el alma mía.

Luz bendita que desde el cosmos emana,

es Tonatzin, Isis, Selene, María.

mística imagen, divina y profana,

es la sublime y femenina energía.

Que el amor comparte, campante y ufana,

con afecto, con cariño y con alegría,

enseña y practica devoción mariana,

venérala y ríndele pleitesía,.

La santísima virgen Guadalupana

es la madre, la siempre virgen María,

nos cuida, nos proteje, por que nos ama,

a todos sus hijos, jamas dejaría.

¡Que viva!, ¡que viva!, la Guadalupana.

posía: la virgen guasdalupana

LA  VIRGEN GUADALUPANA.
POR: DR. EDAURDO RICAÑO SEPULVEDA.
 
Que viva por siempre, la Guadalupana,
patrona del mundo, y reina del cielo;
es madre y esposa, hija y hernmana,
es misericordia, piedad y consuelo.
 
Lucero del mundo, luz de la mañana,
estrella de noche, sol en el día,
inefable guía, de la raza humana,
es la luz que ilumina, el alma mía.
 
Luz bendita que desde el cosmos emana,
es Tonatzin, Isis, Selene, María.
mística imagen, divina y profana,
es la sublime y femenina energía.
 
Que el amor comparte, campante y ufana,
con afecto, con cariño y con alegría,
enseña y practica devoción mariana,
venérala y ríndele pleitesía,.
 
La santísima virgen Guadalupana
es la madre, la siempre virgen María,
nos cuida, nos proteje,  por que nos ama,
a todos sus hijos, jamas dejaría.
 
¡Que viva!, ¡que viva!, la Guadalupana.

poesía: vive feliz

POESÍA: VIVE FELIZ.

POR:  DR. EDAURDO RICAÑO SEPULVEDA.

 

 ¡Oh!, cuan triste sentimiento,
que desde muy dentro brota,
cuando el corazon se ha muerto,
y se tiene el alma rota.
 
Que lúgubre pensamiento,
pasa por la mente loca,
un gemido, un lamento,
que de la boca brota.
 
¿por que tanto sufrimeinto?
mejor por lo sano corta,
y esa vida de tormento,
déjala, que ya no importa.
 
Vive feliz y contento,
bendice lo que te toca,
agradece al firmamamento,
y al buen Dios, invoca